Portal Coporativo de OHL - Home

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias media

Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".

MENÚ

España

Teatro de la Comedia. España

El Grupo OHL ha llevado a cabo, dentro de sus actuaciones en el ámbito de la edificación singular, la rehabilitación y ampliación del Teatro de la Comedia, uno de los edificios emblemáticos de la ciudad de Madrid, fundado en 1875. El proyecto, adjudicado por el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música, ha incluido la realización de mejoras estructurales y de los espacios destinados al público y al personal artístico, así como la rehabilitación de elementos decorativos. Su reinauguración, el 16 de octubre de 2015, coincidió con el estreno de la obra El alcalde de Zalamea, de Calderón de la Barca.

Entre los trabajos realizados por la compañía destacan diversas tareas dirigidas a fortalecer la estructura del edificio: se han reforzado las vigas de hormigón con nuevas vigas-cajón de chapa de acero y se han sustituido 25 de los 64 pilares de fundición, cuya singularidad viene dada por sus capiteles, en los que se reproducen motivos inspirados en la actividad del promotor del teatro, Silverio López de Larrainza. La rehabilitación del teatro ha incluido, además, la elevación del escenario para instalar el peine y el contrapeine, y la creación de una nueva sala multidisciplinar, bautizada como Tirso de Molina, con un aforo previsto de cien personas.

Beneficios a la comunidad 

Las diversas tareas de restauración realizadas por OHL han tenido como objetivo devolver al teatro su aspecto original. Tras elaborar un dosier informativo sobre los elementos decorativos del inmueble, se procedió a su rehabilitación o sustitución por réplicas de los originales. En este sentido, destaca la recuperación de la policromía del lienzo de lino ubicado en el techo de la sala principal y los trabajos sobre las barandillas de escaleras y palcos, las lámparas de los espacios destinados al público, las esculturas de bronce del vestíbulo y el zócalo de madera y latón.